¿Es la comida chatarra una opción?

A diferencia de las cápsulas de café, que si son cápsulas, la comida chatarra no se encuentra hecha de chatarra. Dicho términos se emplea con la idea de describir determinados alimentos que poseen poca cantidad de los nutrientes, o no los poseen y que el cuerpo requiere y que además, estos poseen un alto contenido de sal, azúcares y grasa, elementos que el cuerpo puede obtener en exceso con mucha facilidad. 

En el caso de las golosinas, las papas fritas, y las bebidas gaseosas, éstas suelen ser consideradas comida chatarra. Así que, si te agradan este tipo de alimentos, la recomendación es ingerir porciones pequeñas ya que con ello se lograr obtener los nutrientes que el cuerpo necesita diariamente.

Daños causados por la comida chatarra

Se puede comprender que el trabajo de los adultos impida de alguna manera conservar una alimentación que provenga de la cocina de la casa, haciendo que llevar a los niños a comer a sitios de comida rápida junto a refrescos, papas frita u otras comidas como dulces, suplan con la mayor facilidad la nutrición de los más pequeños. 

En medio de este trajín diario, muchos no saben, o más bien ignoran el hecho de que, si bien estás ahorrando tiempo para hacer la cena o quizás preparar una merienda, estás abriendo el camino a gran cantidad de problemas para la salud en tus niños y de tu familia en general.

Entre los daños encontramos: 

  • No se da un buen desarrollo debido a la carencia de nutrientes.
  • La capacidad hacia los estudios se disminuye.
  • La salud se afecta directamente pues los niños suelen presentar anemia y otros trastornos químicos.
  • Obesidad: Los niños presentan sobrepeso y obesidad, y con ello la pérdida de la autoestima.
  • Una mala alimentación conduce al incremento de enfermedades crónicas cuando ya se es adulto como la hipertensión arterial, la diabetes, alteraciones de los lípidos (colesterol, triglicéridos) y hasta cardiopatías.
  • En cuanto a las bebidas estas pueden ser con cafeína, o carbonatadas disminuyen o retardan la absorción del calcio el cual resulta importante para los huesos. 
  • Esta alimentación produce irritación tanto en el estómago, como en los intestinos, sin mencionar la gastritis. Así como también estreñimiento, incrementando los gastos médicos por mala salud.

Es bien conocido que las escuelas suelen ser mercados en donde todo se vende, sobretodo la conocida comida chatarra. Es por ello que los padres deben ser precavidos porque además, en la actualidad no se cuenta con alguna regulación efectiva para evitar el expendio de las mismas. 

Si existiera alguna regulación para la venta en el interior de las escuelas, ello surtiria como gran ayuda con el fin de controlar y eliminar este tipo de comidas para darle cabida a una más sana en todos los sentidos. Se debe enfocar la alimentación tanto de nuestros hijos como la nuestra hacia una alimentación sustentable con alimentos naturales y saludable como frutas y verduras de temporada, que de paso son más baratas y al cocinarlas nos acercan a la esencia de la familia.